La calidad del aire, la cantidad de áreas verdes disponibles y bajos índices de contaminación acústica definitivamente condicionan la experiencia de vida de un ciudadano en la urbe. Y es que no hace falta ser un experto en materia de planificación urbana ni en regulación ambiental para darse cuenta de que un desarrollo sustentable es un pilar fundamental en el futuro y progreso de una ciudad inteligente.

De hecho, desde el sitio español Esmartcity descubrimos una de las mejores definiciones para entender correctamente el concepto de Medio Ambiente y cómo éste se relaciona con el uso de la tecnología en la ciudad. “El Medio Ambiente de las ciudades hace referencia a la sostenibilidad y la habitabilidad de la misma”. Luego, haciendo énfasis a cada uno de los factores medio ambientales, agrega: “En el Aire es necesario reducir las emisiones de CO2 y controlar las partículas peligrosas en el aire. El Agua demanda una gestión más eficiente y controlada para consumir menos. La integración de la vegetación en la ciudad es clave para el bienestar y salud de los habitantes y del ecosistema que pertenecemos. También hay que minimizar la generación de residuos, y mejorar su recogida y tratamiento para potenciar la economía circular”.

La preocupación por el medio ambiente llevará a las demás políticas públicas por línea recta al mundo de las ciudades inteligentes, definiendo las medidas medioambientales como la preexistencia a la Smart City.

Sin embargo, hay quienes aseguran que el desarrollo de una Smart City es la solución a los problemas ambientales debido a que este modelo urbano engloba todos los elementos relevantes en una sola idea: MEJORAR LA CALIDAD DE VIDA. Es por esta razón que el plan de una ciudad inteligente propone utilizar todas sus herramientas en un bien común, priorizando el medio ambiente y poniendo al ciudadano al centro de decisiones.

¿Pero por qué debemos poner el foco en la ciudad?

El estudio ‘Global CitieBusiness Alliance: How cities and business can worl together for growth’ estableció que aun cuando las ciudades sólo ocupan el 3% del territorio mundial, consumen el 75% de los recursos naturales y de la energía mundial, generan el 50% de los residuos y provocan entre el 60% y el 80% de los gases del efecto invernadero.

Las cifras son alarmantes. Sin embargo, y a pesar de que el desafío parece cuesta arriba, existen varios ejemplos esperanzadores alrededor del mundo y acá revisaremos algunos de ellos. Para esto, nos guiaremos en el Índice de Desempeño Ambiental 2018, que se realiza cada dos años por la Universidad de Yale. Este índice compara el desempeño de 180 países alrededor del mundo con respecto a 24 indicadores que resaltan las oportunidades de desarrollo. Además, analiza cómo cada nación enfrenta los retos de cada uno de estos indicadores.

Con 20 años de experiencia, el índice revela la tensión entre dos dimensiones fundamentales dentro del desarrollo sustentable de la ciudad: Primero, considera la SALUD AMBIENTAL, evaluando el crecimiento económico y la prosperidad, y segundo, la VITALIDAD DEL ECOSISTEMA, que está fuertemente influenciada por la industrialización y urbanización. Así como señala el centro de estudios: “Una buena gobernanza emerge como el factor crítico requerido para balancear las distintas dimensiones de la sustentabilidad”.

Los países líderes en el mundo son:

  1. Suiza
  2. Francia
  3. Dinamarca

Mientras tanto en Centro y Latinoamérica:

  1. 1.Costa Rica
  2. 2.Colombia
  3. Uruguay

¿Y en qué lugar se encuentra Chile?

Dentro del Ranking ya mencionado, Chile ocupa el puesto número 11 en Centro y Latinoamérica y el número 84 a nivel mundial. Pero ¿cómo hemos avanzando en materia medioambiental? En este caso queremos destacar uno de los grandes ejemplos de éxito a nivel nacional: la paulatina implementación de la ELECTROMOVILIDAD en el sistema público y privado que se realizado durante el último año.

De hecho, en julio del año pasado la Agencia Internacional del Automóvil reconoció a Santiago con el premio Americas Awards 2017 en la categoría “Aporte al Medioambiental” gracias al proyecto Santiago Ciudad Inteligente, el cual planea aumentar la electromovilidad de buses del Transantiago a un 25% para el año 2025. A ello se le suma la gran implementación de paneles solares que nos ha llevado a posicionarnos como uno de los países líderes en energía sustentable a nivel mundial.

Conoce todos los avances nacionales, las últimas tendencias y desarrollos tecnológicos en el gran encuentro de Smart Cities: Innovación Ciudad Futuro 2019.

Protagoniza los cambios del mañana y súmate a las actividades, charlas internacionales y talleres de este 27 y 28 de marzo. Obtén tu entrada gratuita AQUÍ.